House in hands of a man. Man holding house in cupped hands. House selling or home insurance concept.

Aprende a elegir el mejor sistema de seguridad para tu hogar

Al momento de escoger una casa como el lugar de convivencia, se deben tener en cuenta todos los factores externos que podrían poner en juego la seguridad de sus habitantes. Es por esto que una de las primeras cosas que se debe hacer es elegir un buen sistema de alarmas se seguridad que garantice confiabilidad  al momento de salir de nuestros hogares.

Existen variedades de alarmas para el hogar, estas varían en tamaños y en precios. En este particular, si no somos expertos en el tema, lo más recomendable es buscar información al respecto que nos ayude a determinar la que más se asemeje a nuestros bolsillos y requerimientos, para esto no hay mejor herramienta que un comparador de alarmas y de ese modo elegir la mejor opción.

Componentes básicos

Para que conozcas un poco más el sistema de alarma de seguridad que debes adquirir. Puedes partir por conocer los elementos básicos por los que esta integrado.

1. Compañía de monitoreo. Encargada del control y vigilancia.

2. Paneles de control de alarma. Sistema especializado para el control de los dispositivos.

3. Teclado para la alarma. Elemento esencial para la fácil manipulación del sistema.

4. Sirena de la alarma. Componente fundamental para dar aviso de una posible falla de seguridad en el lugar.

 

Conoce tu espacio y toma previsiones

1. Explora tu casa y estipula el número de ventanas y puertas que quieres proteger.

2. Establece los posibles lugares dónde puedas colocar los componentes mencionados anteriormente. Asegúrate de escoger un sitio libre de transito para niños o mascotas, así evitarás inconvenientes.

3. Explícales a los adultos de la casa como funciona el sistema de seguridad y dónde están instalados los componentes, eso evitará falsas alarmas.

4. Elige en cuál lugar de la casa quieres el sistema monitoreado las 24 horas. Las estaciones de monitoreo centrales garantizan la vigilancia de tu casa por una cuota mensual. Si queremos algo de bajo costo, existe otra alternativa, y es un sistema de sensor básico integrado por un accesorio de marcación que conecta el sistema a las líneas telefónicas de tu hogar y marca los números establecidos si la seguridad de la vivienda se viera afectada.

5-. Si eliges un sistema con cableado debes revisar que tan lejos o cerca están las ventanas y puertas del panel de control, de esta forma podrás calcular las proporciones de cables y que tanto alcance debería tener el sistema inalámbrico para poder comunicarse con sus sensores. Ten en cuenta que es difícil instalar un sistema de cableado, a menos que la vivienda esté en plena construcción.

Elige el sistema de alarma

1-. Busca un experto en el área. Un buen consultor de sistemas de alarmas garantiza confiabilidad y seguridad en lo que se quiere, en pro del bienestar de todos los habitantes del hogar.

2-. Todas las ventanas y puertas de la casa son consideradas dentro del sistema como una “zona”. Escoge un sistema que posea un panel de control que pueda monitorear todas esas zonas.

3-. Fíjate en el tamaño de los cables del sistema de seguridad, si son demasiado largos o cortos. El sistema de cable implica realizar perforaciones en las paredes por dónde se va a introducir dicho cableado. Si el cable resulta muy largo, es mejor optar por el sistema inalámbrico.

4-. Al igual que un modem wi-fi, debes asegurarte que el sistema inalámbrico tiene alcance en la zona más alejada de la casa.

5-. Es primordial revisar que el sistema que escogiste pueda aceptar sensores de protección contra el fuego, y que posea interruptores que toleren los cambios climáticos (en especial climas fríos),  y detectores de agua.

6-. Revisa que los botones de pánico estén incluidos.

7-. Escoja un sistema que sea amigable y adaptable a sus necesidades. Colocar los códigos en el teclado no debe convertirse en una tarea muy tediosa o complicada, el ideal es que cada miembro de la familia también pueda aprender de manera rápida y sencilla.

8-. Practica con el teclado y el sistema que elegiste para convencerte a ti mismo de que no es complicado su uso. Incentiva a los demás miembros adultos de la familia a hacer lo mismo, es necesario por si en algún momento no te encuentras en casa el uso del sistema no dependa solo del manejo de una sola persona.